Ir al contenido principal

¿Podría desear algo más?

Señor. Gracias por tu salvación. Gracias por que has alcanzado a mi familia. Gracias por el honor inmerecido de servirte, y servirte al lado de ellas.

¿Podría mi corazón desear algo más?

Tal vez como aquel rey diría: "Que esté yo en tu casa todos los días de mi vida".

Comentarios